martes, 26 de junio de 2012

Día 25: Breve repaso de soluciones nutritivas y su control


 Esta tarde hacemos una breve discusión sobre un aspecto capital de los cultivos hidropónicos, la preparación de las soluciones nutritivas y su manejo. Esto es sencillo pero deben tenerse claros unos pocos conceptos.

Lo primero que hacemos es discutir sobre las fórmulas de las soluciones que hemos venido usando a lo largo de este curso, en nuestros cultivos y sobre la preparación de las soluciones. Hemos empleado unos abonos muy corrientes, fáciles de encontrar en los almacenes agrícolas e incluso en muchos centros de jardinería:

Nitrato de calcio, que suministra nitrógeno y calcio
Nitrato de potasio, suministra nitrógeno y potasio
Fosfato monopotásico, suministra fósforo y potasio
Sulfato de magnesio, suministra magnesio

Al comprarlos tenemos que pedir que sean muy solubles.

También hemos empleado un complejo de micronutrientes que lleva todos ellos juntos, hierro, cobre, manganeso, zinc, boro y molibdeno, lo que facilita su aplicación más que si los agregamos cada uno de ellos por separado. El complejo que hemos usado lleva los cuatro primeros micronutrientes en forma de quelatos, que es una forma en la cual se conservan mejor asimilables para las plantas. El boro y el molibdeno van en forma de sales. Al comprar la mezcla de micronutrientes conviene insistir en que sean productos muy solubles.

Hemos hablado varias veces y además lo hemos puesto en práctica en nuestro huerto, sobre la importancia de ir haciendo soluciones nutritivas con menor contenido de abonos a medida que los meses se hacen más cálidos, con el fin de que las plantas absorban con facilidad el agua que necesitan. Conviene recordarlo.

Finalmente conviene también recordar que los valores del pH de nuestras soluciones tiende a subir por encima de 7. Puesto que los valores que consideramos óptimos para que todos los nutrientes se mantengan disponibles para las plantas, es decir disueltos en el agua, son entre 6 y 6,5 si vemos que se acercan a 7 tendremos que actuar. Una manera sencilla de actuar es agregar pequeñas cantidades de sulfato amónico a la solución. El mejor modo de hacerlo es echar pequeñas dosis, por ejemplo 5 miligramos por cada litro de agua de la caja de cultivo y comprobar el efecto en el valor del pH durante los 4-5 días siguientes. Si lo vemos necesario echaremos otra dosis, observaremos su efecto y así sucesivamente hasta que hayamos llevado el valor del pH al nivel óptimo. El efecto acidificante del amonio que lleva el sulfato amónico es lento y progresivo, por eso conviene dosificarlo poco a poco.

Ya en el huerto, hoy hemos tenido que agregar agua en todas las cajas porque el consumo ha aumentado debido al calor y al gran tamaño de las lechugas. No nos hemos preocupado de hacer ajustes de ningún tipo porque pasado mañana las recolectaremos y están fantásticas.    

todo el huerto está en condiciones inmejorables

no hay plagas ni enfermedades, las mallas han hecho su función protectora y nuestras discípulas han empleado toda su maestría


 Pasado mañana las recolectaremos.

6 comentarios:

  1. No encontré las medidas de las soluciones ni cuanto corresponde a cada litro de agua. Me gustaría saber cuanto necesito de cada abono para 10l o 100ltrs de agua

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amiga Vick, le doy una fórmula que puede utilizar con éxito para cada litro de agua:
      nitrato de calcio 540 miligramos
      nitrato de potasio 404 mg
      sulfato de magnesio 246 mg
      fosfato mono potasico 136 mg
      mezcla preparada de micronutrientes 25 mg
      para prepararla siga con rigor las instrucciones que damos en este blog (vea la entrada "preparación de las soluciones"), para conseguir que estos nutrientes se disuelvan bien y no se le produzcan precipitados.
      Esperamos haberle sido de ayuda.
      Un cordial saludo,

      Eliminar
  2. Gracias por compartir sus conocimientos en el blog, estan ustedes haciendo una gran labor social.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por su comentario amigo Akal.
      Un cordial saludo

      Eliminar
  3. Estoy intentando un cultivo de lechugas.
    Esta página me es de gran ayuda pero no encuentro la entrada "preparación de las soluciones"
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Juan:
      La entrada "Preparación de las soluciones hidropónicas y las siembras en sustrato" corresponde al 12 de abril de 2012 (día 5 del curso).
      Le damos un ejemplo de composición de la solución que puede usar para el cultivo de lechuga:
      Disuelva por cada litro de agua las cantidades siguientes de abonos:
      nitrato de calcio 540 miligramos
      nitrato de potasio 404 mg
      sulfato de magnesio 246 mg
      fosfato mono potasico 136 mg
      mezcla preparada de micronutrientes 25 mg
      Para preparar esta solución debe seguir exactamente las instrucciones que damos en la entrada "preparación de las soluciones hidropónicas", con el fin de que estos nutrientes se disuelvan bien y no se le produzcan precipitados.
      además le recomiendo que lea las otras entradas que tienen relación con este asunto, que son las siguientes:
      - ¿qué es el pH de la solución nutritiva?
      - Medida de la conductividad de la solución nutritiva
      - Nutrición de las plantas y fertilización-1
      - Se repone la solución nutritiva
      - Corregimos el pH
      - Breve repaso de soluciones nutritivas y su control
      - Cómo usar los abonos en Hidroponia
      Esperamos haberle sido de ayuda.
      Un cordial saludo,

      Eliminar